top of page

La Slow Home de Irene Mertens


Hoy visitamos el loft de Irene Mertens, propietaria de la tienda Sukha en Amsterdam con un concepto deco Slow.

Nos encontramos ante un loft con las mismas inspiraciones que en su tienda, materiales reciclados, mucha luz, una gran cantidad de tonos de blanco y empolvados, inspiraciones étnicas, un ambiente acogedor y sobre todo materiales naturales organizados con gran ingenio.


Situado en el corazón de Ámsterdam, Irene y su marido compraron un garaje abandonado de 230 m2 junto a un canal en una zona tranquila. Este loft combina la residencia familiar con las oficinas de Sukha, destilando esa sencillez y naturalidad que tanto le caracteriza.


Han creado de un espacio inicialmente industrial y diáfano un entorno natural y slow, con la reutilización de materiales, y unas funciones claramente definidas y diferenciadas en espacios únicos y brillantes. El baño es el eje central y el que articula casi por completo el resto de espacios.


A través de grandes lucernarios la luz baña cada rincón haciendo parecer que espacios que son en realidad interiores parezcan exteriores.


¿Quién no querría vivir en un lugar tan inspirador y con líneas tan limpias?